Sabemos de la dificultad de algunas marcas para conectar con la generación Millenial ya que no son fáciles de complacer, y en ocasiones, no se sabe como reaccionarán ante alguna campaña.

Por ello esta campaña, realizada por McCann en Rumania, nos parece muy buena. Lograr atraer la atención de la banda, a través de un gancho infalible, la música. El interés y la asistencia a los principales festivales de música fue el motivo que inspiro a la marca a crear brazaletes que se colocaron en los envases de Coca-Cola, con un código que podía leerse usando una app y que permitía ver si era uno de los premiados para asistir a los principales conciertos y festivales del momento.

«Festival Bottle» una campaña bien lograda que hizo Coca-Cola para atraer Millenials y que nos permite visualizar los alcances de campañas creativas y bien pensadas, llevan a la marca a lograr sus objetivos y al consumidor a vivir una gran experiencia que recomiendan y comparten. ¿No lo creen?